<<Tipos de préstamos

Una línea de crédito hipotecario o préstamo con garantía hipotecaria, es un tipo muy común de préstamo que muchos propietarios usan para todo tipo de razones. Una línea de crédito hipotecario es cuando usted pone su casa como garantía de un préstamo. El dinero se puede utilizar para casi cualquier cosa, pero algunos de los usos más comunes son para reparaciones en el hogar, facturas pendientes y matrícula universitaria. Una línea de crédito hipotecario puede ser de tipo abierta o cerrada y se conoce más comúnmente como una segunda hipoteca. Es necesario tener un historial de crédito muy bueno si quieres recibir un préstamo con garantía hipotecaria.

Un préstamo cerrado con garantía hipotecaria es cuando deseas recibir una gran suma de dinero de inmediato y no pedir prestado en el futuro hasta que la hayas pagado por completo. La cantidad de dinero a la que eres elegible para recibir depende de muchas cosas, tales como el valor de la vivienda, ingreso anual, historial de crédito, y otros factores. Por lo general, los préstamos con garantía hipotecaria cerrados tienen tasas fijas y pueden ser pagados en un período de 15 años.

Un préstamo con garantía hipotecaria con extremo abierto difiere del cerrado, ya que permite pedir prestado tanto dinero como sea necesario siempre que lo necesite. El prestamista establecerá una línea de crédito en función de tus ingresos, el valor de la propiedad, historial de crédito y algunos otros factores. El préstamo abierto con garantía hipotecaria puede ser muy beneficioso para ti. Estos préstamos son por lo general a una tasa de interés variable y se pueden extender los pagos en 30 años o más. También se puede simplemente pagar los intereses, si el dinero es escaso y no reciben sanciones, aunque se recomienda pagar más que el interés.

Al permitir pedir prestado dinero cuando más se le necesite, una línea de crédito hipotecario puede ser utilizada para todo tipo de cosas importantes. Reparaciones y mejoras del hogar son el uso más común. Si deseas mejorar tu casa o reparar algo, puedes obtener estimados y pedir la cantidad exacta que necesitas sin tener que pagar en efectivo o con tarjeta de crédito.

Nunca se sabe cuándo puede surgir una emergencia y es una maravillosa sensación de seguridad saber que se tiene una línea de crédito hipotecario. En particular, las emergencias médicas pueden ser muy costosas y probablemente no quieres vaciar tu cuenta bancaria y copar todas tus tarjetas de crédito si algo sucede. Una línea de crédito hipotecario es un fácil y maravilloso plan de respaldo que puede ser extremadamente útil y ofrecerte tranquilidad.

Team Aguilar ofrece servicios de Bienes Raíces en San Diego y en Imperial, California